ACADÉMICOS DEBATEN SOBRE BENEFICIOS E INCONVENIENTES DE LA LEY MARCO DE PROTECCIÓN SOCIAL


9 Julio 2015



¿Es la nueva Ley Marco de Protección Social un proceso para descentralizar el servicio de salud en el país o un mecanismo para transferirlo al sector privado y cuáles son los posibles alcances, así como sus inconvenientes? Estas y otras preguntas fueron abordadas en el marco del Primer Congreso Centroamericano y de República Dominicana, Compromiso Social para la Vinculación de las Universidades con la Sociedad en la UNAH.

En esta oportunidad participantes en el referido evento asistieron al foro “Ley Marco de Protección Social; Una mirada crítica y propositiva”, el cual fue moderado por la magister Astarté Alegría de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) con la participación del economista Héctor Díaz, de la carrera de Administración Pública de la UNAH, el doctor Elmer Mayes, presidente del Colegio Médico de Honduras, Nery Cerrato, presidente de la AMOHN, y la doctora Janeth Aguilar, representante de la Secretaría de Salud.

La normativa

Aguilar quien desempeña el cargo de directora general de planificación y evaluación de la gestión de la Secretaría de Salud inició el foro presentando una síntesis de los fundamentos constitucionales y legales en que está enmarcada dicha Ley, entre ellos el Código de Salud que data de 1990, la Ley y el reglamento del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) 1959, entre otras.

Explicó que mediante la referida legislación,  el actual gobierno pretende que el 100% de la población de Honduras pueda tener acceso a un servicio de salud, independiente a los tres regímenes que plantea la ley que son: el subsidiado que es para toda aquella población que no tiene los fondos económicos para acceder a un servicio de salud.

El segundo régimen es el contributivo o mixto  que es a través del  IHSS y un tercero que es a través de acceso a un servicio privado, que son aquellos que tienen  la capacidad económica de hacer un pago directo. Aguilar enfatizó que la Secretaría de Salud siempre será la rectora de todos estos procesos, con el manejo de las 1,700 unidades de salud y el aseguramiento beca-financiamiento,  este último no significa que es un proceso de privatización, ya que se piensa involucrar Organizaciones no Gubernamentales (ONG´s) y otras instituciones que brindan el acceso a un servicio de salud, según expresó la representante de la Secretaría de Salud.

Otras perspectivas

Sin embargo para Héctor Díaz, de la carrera de Administración Pública de la UNAH, pese que el actual Sistema de Salud en Honduras no opera de manera óptima, cumple con las ocho garantías que estipula la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que el convenio 102, porque formula un piso de protección social, funciona de acuerdo a los estatutos de la ONU y que mediante la nueva Ley de Protección Social se reducen a cinco garantías, de las cuales,  cuatro son de pago y una es sin pagar, esto es, el piso de seguridad social. Además se incluye la prestación familiar por enfermedad, como el seguro de riesgo de trabajo, este último donde estará obligado el patrono a realizar el referido pago.

Mencionó, también, que en la citada normativa fue aprobada por el Congreso Nacional sin la realización de un estudio que permita reflejar la realidad de Honduras. "En otros países se ha querido implementar y no se han obtenido resultados favorables", indicó.

Fue del parecer que el índice de pobreza en el país es superior al 62% por lo que la gente con menos recursos económicos no podrán pagar este seguro, porque es muy diferente descentralizar los servicios de salud en Honduras y pareciera que la ley lo que busca es tercerizar este servicio a través de la empresa privada.  

Por su parte, Nery Cerrato, presidente la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON) dijo estar a favor de la Ley de Protección Social, debido que uno de sus articulados busca el fortalecimiento del piso de protección social, que serían fondo utilizados por las alcaldías de los 298 municipios con los que cuenta el país y enfatizó con estos fondos además se podría fortalecer el programa de impulsa la Máxima Casa de Estudios el Programa de Atención Primaria en Salud (APS).

En cambio el doctor Elmer Mayes, presidente del Colegio Médico de Honduras, relató un sin número de dramas humanos por la que está viviendo el hondureño a la hora de buscar un servicio a través de los principales hospitales del país, que el sistema de salud en Honduras esta evidenciado el deterioro progresivo y que pareciera que a nadie le importa al ver como los pacientes tienen que comprar desde medicamentos, insumos para una operación, entre otros.

Aseveró que lo anterior no es una justificación suficiente para cambiar la responsabilidad que tiene el Estado en brindar la salud al pueblo hondureño, consideró que mediante esta nueva Ley de Protección Social dos tercio de la población no podrá cotizar a los diferentes seguros que ofrece. De igual manera la salud se mira desde el punto de vista de derecho humano, en ningún momento se caracteriza como un bien financiero, donde se paga o no tenes salud.

Sistema

“La idea de crear un solo sistema es perfecto pero considero que es una ley que puede ser excluyente, se divide la familia hondureña donde el que puede cotizar y el que no puede cotizar”, manifestó el galeno.

Por otra parte, Ayes recordó que la Ley de IHSS ya obliga –al Estado- a brindar el sistema de protección social de manera universal en Honduras, gradual y progresivamente, que desde hace 50 años que se creó y no se ha cumplido ya que solo se ha llegado a un 20 a 25% de cobertura de la población del país, y que el problema no ha sido el soporte legal sino la falta de voluntad política de hacer cumplir la leyes en el país.

“Lo que se pretende es enmascarar algunos intereses para beneficiar a personas, lógico como agentes administradoras de pensiones, donde ya no van hacer solo el IHSS y en el Injupem, y eso es lógico ya que es lo que mueve muchas de las decisiones, el presupuesto general de la Secretaría de Salud va ir a parar de las manos de unas personas a otras”, señalo Ayes.

Al finalizar el foro alumnos de la Alma Máter cuestionaron a la representante de la Secretaría de Salud  el por qué no se puede encontrar en la web la versión final de la Ley, asimismo una de las participantes destacó que el gobierno mediante esta ley tiene un mal concepto de la salud, ya que lo ve desde el punto de vista asistencial y no preventivo. De igual manera, con los actuales administradores del Estado no estarían interesado en fortalecer el sistema de Atención Primaria de Salud (APS) ya que teniendo una población sana no existiría el interés e involucramiento de la empresa privada.


GALERÍA DE IMÁGENES

Categorías