FALTA DE OPORTUNIDADES Y EXCLUSIÓN SOCIAL SON LOS PRINCIPALES OBSTÁCULOS DE LOS JÓVENES PROFESIONALES EN HONDURAS


10 Julio 2015



“El profesional que egresa de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), tarda en promedio 10.3 meses en encontrar trabajo; eso es bastante tiempo, incluso hay gente que se tarda dos o tres años en conseguir un empleo digno”,  expuso el conferencista hondureño Miguel Landa Blanco en el panel “Educación superior, juventud y empleabilidad en Honduras”, que se efectuó ayer en el último día del 1er Congreso Regional de Vinculación.

Para el caso, el licenciado Landa Blanca explicó que cuando el joven egresado logra finalmente entrar en el sistema laboral, consigue un empleo temporal, inestable y tiene poca o ninguna protección social. Si esta situación continúa así hay pocas oportunidades de progreso. “Por lo general las empresas quieren llenar vacíos temporales con los jóvenes que contratan".

Expectativas incongruentes

Asimismo el joven explicó que en el marcado laboral existen expectativas incongruentes, “por ejemplo, hay una vacante para alguien que tiene que tiene entre 20 y 25 años para un reemplazo, que tenga siete años de experiencia, ¿a qué edad tendría que haber empezado a trabajar? Mínimo unos 13 o 18 años, esto es algo muy común, piden gente joven saturada de experiencia laboral, es un incongruencia”, comentó.

Según el conferencista, existe una relación positiva y directa entre educación y calidad laboral. En el 2013 el trabajador carente de educación formal ganaba alrededor de 1,790 lempiras mensuales, un trabajador con educación primaria ganaba 3,500 lempiras mensuales y un trabajador con estudios a nivel superior, ganaron alrededor de 13,051 lempiras mensuales. En teoría si se dan las oportunidades, a mayor nivel educativo, mayor será el ingreso salarial

ResizedImage600338 IMG 20150709 120036

Exclusión social

Es realmente frustrante para los jóvenes encontrarse con este tipo de barreras, sin embargo, para Landa Blanco, el peor obstáculo es la exclusión social. Sobre todo en las mujeres y comparó la situación actual del país, con el contexto laboral de Chile “Para hombres y mujeres con doctorados en aquel país suramericano, los hombres ganaban un salario promedio 1,500,841 pesos y las mujeres ganaban 39% menos que los hombres, tenían la misma preparación profesional, la misma edad y la única diferencia era el género.

Si bien, en Honduras hay muchos retos para la juventud en el tema laboral, para la mujer es doblemente difícil conseguir un trabajo donde se le cumplan todos sus derechos. “para una mujer joven, las probabilidades disminuyen significativamente por la exclusión social, ahora imagínense si esa mujer pertenece a una etnia, que tienden a ser discriminadas socialmente.

Categorías